domingo, 22 de febrero de 2009

Las empresas latentes

Soluciones empresariales contra la crisis.

1. Despedir trabajadores.

Ya sabemos que las nominas es el mayor gasto de una empresa, una verdadera lacra. Cuando hay menos ingresos hay que reducir gastos para que la empresa sobreviva. Totalmente lógico. Esto es una empresa no una ONG y su finalidad de ser, es hacer dinero. Punto. La empresa ese ser supremo que nos da a todos de comer, que nos permite vivir, hay que salvarla. Es necesario el sacrificio de unos para la supervivencia de otros. Esto es así. Indiscutible. Aplastante. Ley de vida.

2. Reducir otros gastos

Una vez se ha reducido la plantilla al mínimo, es decir el número suficiente de trabajadores, ni uno más, capaz soportar la mayor carga de trabajo y de sacar el trabajo, como sea. Hay que reducir al máximo el resto de gastos. Por supuesto. Indiscutible.

3. No pagar a proveedores

Si no hay dinero, no se puede pagar. Lógico. No se puede sacar de donde no hay. Lo primero es salvar la empresa.

4. Planes comerciales más agresivos.

Hay que vender más. Ese siempre ha sido el lema, pero ahora es una conjura de vida o muerte. Vende o muere. Vender a costa de lo que sea, y de quien sea. No hay barreras éticas, legales o morales. Esto es una empresa.

Pero una empresa no es un ente sobrenatural con vida propia. Las empresas son personas

Una empresa son las decisiones y las acciones de las personas que la forman, las que las dirigen y las que las ejecutan. Dirigentes y trabajadores, ambos. Y no nos engañemos, salvar la empresa, es salvar a los que sobreviven con esa empresa.

Salvar la empresa, es cuidar por el ingreso del dinero que permite seguir viviendo. Sin dinero no se puede vivir. Indiscutible. Salva la empresa es salvarse a uno mismo. Y en esta salvación no hay ética ni moral

Las empresa latente es cuando la empresa se reduce a la minima expresión para sobrevivir, y se despoja al máximo de valores como calidad, excelencia, respeto, justicia o dignidad

En nombre de la empresa, como en el nombre de la libertad, o de la verdad, el hombre contemporáneo hace cosas que le da vergüenza hacer en su propio nombre

Legitimamos cualquier cosa para proteger el dinero que nos permite vivir, el dinero que da de comer a una familia, ¿cómo negar la lucha de un padre/madre por sus hijos? Estas reacciones también son lógicas. Es lo normal. ¿Quién no lo haría?, un idiota. El ser humano es así. Es lo que hay. A resignarse y sálvese quien pueda. Punto

Esta es una sociedad enferma y cínica que se atreve a escandalizarse por la perdida de valores.

Es muy, muy triste la baja estima en la que se tiene hoy en día al ser humano. La crisis, y lo que venga, nos lo tenemos muy merecido ante tanta complacencia

2 comentarios:

Meritxell dijo...

Lo peor es que esto no es teoría, ni lejano, ni ajeno, no son cosas "que le pasan a otros". Lo peor es que "así es la vida". Lo peor es la resignación y el silencio.

Anónimo dijo...

El capitalismo no es sino la aplicacion de las leyes de Darwin a la economía.

El principio de la mera supervivencia es un criterio muy bajo, valido para los virus, pero no debería ser así para nosotros.